NoticiasSin categoría

Qué pasaría si te dijesen  “no tienes nada que temer”

Por diciembre 6, 2016 Sin Comentarios

Qué pasaría si te dijesen  no tienes nada que temer.

Adhara ofrece un servicio de información a parejas serodiscordantes o serodiferentes,  donde uno es VIH+ y el otro no, y soy uno de sus educadores. Me llamo Victor y trabajo actualmente integrado en las unidades de gestión clínica de enfermedades infecciosas de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío en Sevilla ofreciendo información, apoyo psicosocial y acompañamiento a los pacientes que viven con VIH.

En él principalmente lo que se ofrece es información veraz para el manejo de sus miedos e inquietudes, para que conozcan si sus prácticas sexuales son o no de riesgo y superar la posible barrera que supone estar desinformado en la convivencia con una persona VIH+. Y es que en realidad una historia de amor de una pareja serodiscordante no es tan diferente como nos pensamos.

De los principales obstáculos a los que se enfrenta una persona que vive con  VIH son el rechazo y la percepción errónea de que no podrá tener pareja a no ser que tenga su misma condición o seroestatus. Sus principales dilemas son “¿Quién me va a querer con esto?, ¿Cómo lo cuento?, ¿Cuándo?…” Y una vez que ha dado el gran paso de contarlo, muestra de que apuesta por una relación estable, recibir apoyo e información en pareja es clave para que el miedo no sea motivo de ser rechazado. Y para eso las ONGs que nos dedicamos a la atención de las personas que viven con VIH somos de gran ayuda para ofrecer herramientas que permitan a los afectados tener las mismas esperanzas de felicidad en pareja que el resto de la población.  La información es fundamental para bajar el umbral del miedo y poder llevar una vida en pareja como cualquier otra.

Estudios a nivel internacional afirman que si se está en tratamiento antirretroviral estable y mantiene una carga viral indetectable constante (tiene una correcta toma de su medicación y lleva formalmente su seguimiento médico), la posibilidad de que ocurra la transmisión es en la práctica nula, incluso si se han tenido relaciones sexuales vaginales o anales sin preservativo. A esta afirmación ha llegado el Estudio Partner presentado en el CROI (la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas) celebrada en Boston (EEUU) en el 2014 y actualizado en  el 2016.  «La doctora Alison Rodger, investigadora principal del estudio, llegó a cifrar en cero la probabilidad de transmisión sexual del VIH en parejas serodiscordantes». Este estudio  confirma la potente eficacia del tratamiento como prevención, donde 888 parejas tras haber registrado más de 58.000 relaciones sexuales con penetración sin usar preservativo no se ha registrado ningún caso de transmisión dentro de las parejas serodiscordantes. Y éste no es el único estudio, anteriormente en el HPTN 052 (2011) se llevó el seguimiento de 1.750 parejas serodiscordantes durante 6 años y medio y se llegó a la conclusión de: indetectable = intransmisible.

La indetectabilidad se consigue normalmente transcurrido los tres primeros meses desde el inicio del tratamiento, considerando la no transmisibilidad del VIH pasados los seis meses. Los protocolos de inicio del tratamiento han cambiado, actualmente pasan pocos días desde que se  diagnostica el VIH para empezar la medicación, por lo que una persona que sabe que tiene VIH y está en seguimiento médico dura aproximadamente menos de seis meses con posibilidades de transmitir la infección si no usa protección. Esto es un gran avance para la salud pública y para la tranquilidad de las parejas serodiscordantes, las cuales con esta información valoran actualmente si quieren o no usar protección en sus relaciones sexuales.

En estas intervenciones de pareja gestionar los miedos es importante, verbalizarlos, compartirlos y normalizarlos desde la perspectiva de que sin información o una información desactualizada es normal entrar en fase de shock cuando tu nueva pareja sentimental te desvela algo tan íntimo como que es portador del VIH. Los avances científicos no han ido de la mano con las campañas de información social, quedándose éstas posiblemente en el impacto mediático de los años 80 y 90, y éste es el inicio de la intervención en pareja.

Principalmente  el mayor obstáculo en una pareja serodiscordante que tiene claro el inicio de su andadura son los miedos a infectar o ser infectado. Tener referencias de otras parejas con más recorrido es de gran ayuda. Tras más de cuarenta parejas serodiscordantes atendidas, en Adhara podemos decir que esta información hace un efecto totalmente tranquilizador ya que proporciona seguridad y normaliza la relación y convivencia en pareja.

Por otro lado, gracias a los actuales tratamientos la esperanza de vida se iguala cada vez más a la población sin VIH y junto a que hoy en día con un buen seguimiento médico los hijos nacen sin el virus, los sueños de tener una familia no condicionada por el VIH son totalmente reales.

El VIH no es ningún obstáculo para poder tener una vida en pareja normalizada, pero sí la serofobia por la actual y generalizada desinformación de la población en general. Gracias a los avances en los tratamientos una persona que vive con VIH puede tener esperanza, retos y propósitos de vida; pero siempre y cuando apueste por sus proyectos de vida especialmente en el amor y maneje con habilidades sociales la desinformación del resto de la población y su serofobia injustificada. Ésta es la principal enfermedad que alimenta que sea totalmente invisible fuera, imperceptible y sin ningunas referencias, creando la falsa percepción de que incluso el VIH parece que no existe.

Y es que una relación sentimental serodiscordante no es tan diferente. 

Indectectable = Intransmisible

Víctor Baceiredo, Educador en salud de Adhara

Enlaces de interés:

Si es indetectable es intransmisible y punto. Gabriel J. Martín

El estudio PARTNER confirma la eficacia del tratamiento como prevención

HIV Transmission Risk Through Condomless Sex if HIV+ Partner on Suppressive ART: PARTNER Study

Resultados Estudio Partner

Los resultados del estudio PARTNER reflejan el enorme valor preventivo del tratamiento antirretroviral – 2016

La efectividad del tratamiento del VIH como prevención se iniciaría transcurridos los primeros seis meses de terapia