0

Esa mañana todo debía ser como tantas mañanas; sin embargo, fue diferente… A primera hora, incluso antes del horario habitual, alguien tocó a la puerta. “Por favor, sé que es muy temprano, pero estoy muy malo, ¿me puedes hacer la prueba del VIH?”. La persona estaba convencida de que ya “tenía sida”.

Hablamos hasta que se serenó. Sus ojos estaban amarillos, muy amarillos. Nunca había oído hablar de la hepatitis A. Hicimos las pruebas que podemos hacer en Adhara. Todas negativas. Y de ahí, derivé al usuario al médico. Confirmado: hepatitis A.

Esa misma mañana, ocurrió prácticamente lo mismo con 5 hombres. Todos tenían relaciones sexuales con otros hombres (HSH).

Hasta entonces, había visto algunos casos; sin embargo, ese día de primeros de finales de mayo fue la explosión de lo que ya todos sabíamos desde hacía meses: la existencia de una epidemia muy fuerte de hepatitis A entre HSH.

¿Qué es la hepatitis A? La hepatitis A es una enfermedad infecciosa aguda, provocada por un virus. La gravedad de la enfermedad aumenta con la edad. En adultos puede tener mayor expresividad clínica y una mayor gravedad, en más del 40% de los casos requiere varios días de hospitalización.

¿Cómo se transmite? El virus se replica en las células hepáticas, se libera a la secreción biliar y se encuentra en altas concentraciones en las heces de la persona enferma. La transmisión ocurre fundamentalmente por vía fecal-oral, a través del consumo de agua y/o alimentos contaminados, o contacto directo de persona a persona. Durante las prácticas sexuales buco-anales y dígito-anales se puede transmitir de una persona a otra por vía fecal-oral, al contacto con pequeños restos de heces que pueden quedar en la piel, los preservativos o los juguetes sexuales. Y ahí tenemos las razones por las que el grupo “diana” de esta infección somos los HSH.

¿Cuáles son sus síntomas? Los síntomas al inicio de la enfermedad son poco específicos: cansancio, malestar general, fiebre, poco apetito, molestias abdominales, diarrea, vómitos y nauseas. Los síntomas clínicos típicos de ictericia, orina oscura y heces blanquecinas son más tardíos.

¿Datos? Como en tantas otras cosas, hay infra notificación y, por tanto, datos no muy exactos. En Andalucía, en junio, ya superábamos los 750 casos, repartidos entre Sevilla y Málaga fundamentalmente. Y creciendo!!!.

¿Cómo se previene?

La mejor prevención es la vacunación, esta es la medida más eficaz para prevenir la transmisión de la hepatitis A. La vacuna es eficaz, segura y duradera. La pauta de vacunación consistirá en la administración de una sola dosis. Las personas que presentan alguna condición de riesgo, y además tienen infección por VIH y cualquier otra situación de inmunosupresión, recibirán dos dosis con intervalo entre dosis de al menos 6 meses.

Junto con la vacunación es importante promover hábitos higiénicos-sanitarios como: lavar las manos siempre después de ir al baño y después de las relaciones sexuales (también los glúteos, las ingles y el pene); El uso de condón reduce riesgos mínimamente; Evita compartir juguetes sexuales sin protección o que no hayan sido desinfectados.

¿Dónde vacunarnos?

Todos los Centros de Salud de Andalucía disponen de vacunas. Hay una campaña de vacunación específica para HSH. En principio, tu médico o el servicio de enfermería de tu centro de referencia deben vacunarte el mismo día en que solicites. Si no quieres hablar con tu médico de esto por mil razones… puedes dirigirte a las organizaciones LGTBI u otras dedicadas a la salud sexual (como por ejemplo Adhara, en Sevilla o Apoyo Positivo en Málaga) donde te van a dar una solución para que te vacunes sin preguntas.

El tema es muy serio; sin embargo, podemos pararlo. ¿cómo quieres vivir tu salud sexual?

Si tienes dudas sobre salud sexual, VIH y otras ITS (y sus pruebas rápidas), apoyo emocional a personas que viven con VIH, PPE, PrEp… sólo tienes que escribirme:

Cibereducador en Salud Sexual, Sevilla Checkpoint-Adhara, Whatsapp 620 07 74 21